“De Tolosa para el mundo”

Desde 1924, en Casa Eceiza hemos puesto todos nuestros esfuerzos en ofrecer la máxima calidad en cada una de nuestras creaciones. Generación tras generación, hemos investigado, diseñado y dimensionado el mundo de la repostería con un claro objetivo: ofrecer a nuestros clientes y amigos experiencias de sabor que nunca olvidarán.

Para ello, hemos mantenido la máxima calidad de nuestros ingredientes y hemos guardado con mucho mimo los secretos de las recetas ideadas por nuestros obradores. Porque un postre especial, se hace de un modo especial.